Noticias Culturales / Gran Canaria: Restauración del Lazareto de Gando

Noticias Culturales / Gran Canaria: Restauración parcial del Lazareto de Gando


El Cabildo de Gran Canaria ha concluido la consolidación estructural del templete del Lazareto de Gando, cuyas obras se iniciaron el pasado 1 de julio de 2015.

(Información e imágenes del Cabildo de Gran Canaria)

El consejero de Cultura y Patrimonio Histórico del Cabildo, Carlos Ruiz, acompañado por el Jefe de la Base Aérea de Gando y del Ala 46, coronel Jorge Clavero Mañueco, comprobó en una visita recientemente realizada el estado en el que han quedado las columnas interiores de este interesante bien patrimonial construido por el ingeniero Juan León y Castillo, en cuya primera fase de restauración el Cabildo ha invertido unos 21.684 euros.

Los trabajos de esta primera fase han consistido fundamentalmente en la limpieza y saneado de los pilares ahuecados por la erosión y el desmoronamiento de las piedras del templete de estilo renacentista, con el objeto de restituir  la masa de los mismos mediante ladrillo macizo. Asimismo se ha procedido al  enripiado de grandes juntas verticales, cierre de grietas y sellado de juntas horizontales interiores del conjunto. Por otra parte, el Cabildo ha encargado diferentes ensayos técnicos sobre las capacidades estructurales de los materiales empleados en su tiempo por Juan León y Castillo, especialmente de los morteros de cal.

Hay que tener en cuenta que de los ocho pilares que soportan el cuerpo superior y la cúpula semiesférica del templete del Lazareto de Gando, sólo uno de ellos permanecía completo.  Los otros siete restantes, en mayor o menor medida,  habían perdido más del 75 por ciento de su capacidad portante y se sostenían sólo con las piedras grises exteriores, de mayor calidad que las piedras de toba volcánica roja que forman el interior.

120 años de exposición a la erosión provocada por los vientos cargados de arena del istmo de la península de Gando y un siglo de abandono,  han ocasionado la ruina de la mayor parte de las sólidas construcciones de este complejo sanitario  modélico en su tiempo, que fue impulsado por el ministro de Ultramar, Fernando León y Castillo, y proyectado y construido en 1897 por su hermano, el ingeniero Juan León y Castillo.

El templete está situado justo en el centro geométrico del conjunto, en el cruce de sus calles principales y sobre una plataforma circular de peldaños concéntricos. 

Carlos Ruiz ha señalado que el conjunto de infraestructuras del interesante patrimonio histórico situado en el complejo militar de Gando no es muy conocido por la gran mayoría de la ciudadanía de la Isla.  "La voluntad y predisposición del Cabildo es  seguir  mejorando las condiciones de conservación del templete, que aún requiere de notables actuaciones en su cúpula, hasta que podamos acometer una rehabilitación más completa e integral como se merece. También será preciso articular un programa de visitas con la finalidad de difundir los valores culturales de este enclave y promover su conocimiento".

El Consejero de Cultura y Patrimonio Histórico visitó además el aljibe del grandes dimensiones del Lazareto, que también fue proyectado y construido por el ingeniero Juan de León y Castillo, y que se mantiene en perfecto estado de uso, y la Torre de Gando, actualmente acondicionada como Museo de la Historia de Gando, desde los primeros contactos de la isla con navegantes europeos hasta la actual era de la aviación.

HISTORIA

Aunque desde 1916 evidenciaba destrozos y pérdidas, el Lazareto de Gando ha sido usado como centro de cuarentena de pasajeros, colonia sanitaria durante la epidemia de gripe de 1918,  sede de instalaciones de todo tipo en los albores de la aviación, penal de presos políticos durante la Guerra Civil o acuartelamiento.

A su importancia como equipamiento estratégico de la política sanitaria de su tiempo, hay que sumar sus valores funcionales, arquitectónicos y constructivos, su carga histórica (la decisión de ubicarlo en Gran Canaria, y no en Tenerife, ocasionó un agrio debate en Las Cortes allá por 1883), los interesantes pormenores del proyecto o la importancia de los acontecimientos históricos de los que fue escenario.

Originalmente, contaba con una columnata y una galería perimetrales, hoy desaparecidas. De hecho, solo se mantiene el torreón interior, de tres cuerpos.  El primer piso, de planta octogonal, está construido con muros ciegos de sillares de cantería y un solo hueco (la puerta, en su frente norte). En la segunda planta, destaca la arcada de inspiración renacentista (según cánones greco-romanos) y conformada por ocho pilares con pilastras jónicas unidos por arcos de medio punto y sobre los que descansa el entablamento (arquitrabe, friso y cornisa).  El conjunto culmina con un tercer cuerpo, formado por un tambor circular con cornisa y una cúpula semiesférica con ocho nervios de cantería, que es rematada por un piñón de piedra.

Todos esos elementos dan testimonio de un diseño académico equilibrado acorde a los preceptos y proporciones clásicas y que se traducen en un conjunto bien articulado y elegante.

Constituyó otra pieza clave del conjunto de infraestructuras que, como el Puerto de La Luz o el Faro de Maspalomas, potenciarían el desarrollo de Gran Canaria en el tráfico marítimo internacional a finales del siglo XIX

Si te gusta, o crees que la entrada será útil para tus amigos o contactos compártela. ¡Gracias!