Fotografía/Exposiciones - 26/07 a 23/08: 'Mundos Paralelos’ en Maspalomas

Fotografía/Exposiciones - 26/07 a 23/08: 'Mundos Paralelos’ en Maspalomas


(Martes, 30/07/2013)

Dos ‘Mundos Paralelos’ conviven en las paredes de la Galería Casa Condal en San Fernando de Maspalomas hasta el próximo día 23 de agosto de 2013

(Fuente: Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana)

Los fotógrafos de Maspalomas Marcial Rivero y José González ofrecen una muestra en equilibrio sobre sus vivencias oculares en la tierra de Extremo Oriente y los fondos submarinos de Canarias.

La Galería Casa Condal de Maspalomas acoge hasta el próximo 23 de agosto la exposición ‘Mundos Paralelos’ con 42 obras de los fotógrafos Marcial Rivero Hierro y José González Rodríguez.

Esta muestra, inaugurada por la concejala de Cultura Elena Álamo Vega, alberga en perfecto equilibrio los trabajos que estos dos fotógrafos aficionados y autodidactas realizan por separado con una técnica muy parecida en dos medios tan distintos como el terrestre y el submarino.

Marcial, de 44 años, es camarero de bares en el Hotel Waikiki. Trabaja durante diez meses seguidos al año y los otros dos se los autodedica a vivir: a viajar por el mundo con la mochila a cuestas, “para conocer sitios y personas”, y fotografiar con pasión todo lo que ve.

Cada viaje de Marcial es una aventura en solitario. En la preparación de sus itinerarios sólo se documenta “sobre las cosas más importantes como visas, cambio de dinero, religión y lugares importantes”.

José González Rodríguez tiene 37 años y es monitor de buceo, aunque trabaja como monitor de natación en la piscina municipal de Telde. Asegura que su vida está bajo el agua, y que su intención es convertirse en un profesional del buceo.

Dice José que bucear es su “mayor pasión, porque es disfrutar de un mundo dentro de nuestro mundo”. Empezó a hacerlo por una invitación casual de su hermana. La experiencia lo absorbió y enganchó tanto que desde entonces nunca ha estado más de tres semanas seguidas sin hacer una inmersión.

Marcial y José son vecinos de Maspalomas. Ambos se conocen y comparten afición fotográfica y amor por la naturaleza desde hace muchos años. Ambos forman parte del grupo-tertulia de fotografía surgido en torno al Aula Municipal de Fotografía del Ayuntamiento tirajanero. Los dos se sienten orgullosos de colaborar en este proyecto en el que se unen los mundos terrestre y subacuático.

En esta original exposición Marcial muestra “los animalitos de Dios” fotografiados con su Nikon D-7.000 en los desiertos, selvas, parques naturales y espacios protegidos de medio mundo: Tíbet, Nepal, India, Pakistán, Mongolia, China, Myanmar, Malasia, Sri Lanka, Camboya, Vietnam, Laos, Isla de Borneo y Tailandia, país éste donde tiene a una segunda madre que le salvó la vida al curarlo de un jodido dengue que casi lo destina al más allá. Desde entonces todos sus viajes anuales finalizan siempre en Tailandia, donde para tres días para ir a visitar a su nani Pi-Novo.

En el mismo ámbito José muestra una selección de todo tipo de fauna marina captada en los fondos de Gran Canaria, Lanzarote, Tenerife y El Hierro. Dice que si se viera en la tesitura de tener que elegir se quedaría con las profundidades de El Hierro, porque es un mar abierto, pero también con los fondos de Lanzarote, por su enorme y variada riqueza. Aún así destaca sobremanera la costa de El Cabrón, en Gran Canaria, como “una de las mejores zonas de inmersión de orilla a nivel europeo”.

Tanto Marcial como José son fotógrafos vocacionales que han aprendido a fotografiar haciendo fotos. José empezó a hacerlo en sus primeras inmersiones porque le fascinaba mostrar los fondos marinos que él veía a quienes no buceaban, y Marcial para atrapar en la retina las sensaciones, emociones y aprendizajes de sus viajes con vocación de mostrar y recordar. Ambos dan a conocer los mundos que les fascinan.

Camino de imágenes


Por eso en las fotos de Marcial y José se vislumbra un paralismo visual. Alejando sus cámaras para captar los hábitats y los colores que los rodean, ambos fotógrafos atrapan desde sus respectivas perspectivas la belleza y fuerza de la vida. José en el medio marino para “dar a conocer nuestras aguas y lanzar un mensaje público para que éstas sean valoradas, cuidadas y respetadas como se merecen, porque eso ahora no se está haciendo”. Y Marcial en la tierra, sobre la vida terrestre, para hacer de su experiencia vital un modelo personal para jóvenes adolescentes a través del proyecto cultural y educativo “El camino de mis imágenes”.

El proyecto que Rivero Hierro está desarrollando en los institutos del municipio de San Bartolomé de Tirajana está dirigido a los alumnos de ESO mayores de 12 años, para brindarles una visión sobre el hecho de viajar y fotografiar en un momento de sus vidas en los que perfilan su identidad definiendo pasiones e inquietudes. El proyecto busca motivarlos e ilusionarlos por la aventura respetuosa de viajar para conocer con espíritu tolerante y respetuoso, sin prejuicios ni estereotipos.

Es por eso que ambos fotógrafos también titulen cada uno de los cuadro-fotografía de esta exposición con una palabra clave para entender el medio en el que se forjaron. José, por ejemplo, utiliza vocablos del léxico canario acordes al fondo y sustancia de las fotos, tales como: alegando, cuico, zafao, enralá, desalao, encarná, matojo, solajero, trincao, fogalera, gilorio, majadera, golisniando…mientras que Marcial utiliza anglicismos que denotan el viaje al interior del sujeto fotografíado: Green Rock, Ark Garden, Evolutión, Territorio, Infraselva, Selvatic, Miting… como tributo a los pioneros botánicos. “Viajar con la oportunidad de quedarme con familias, de adentrarme en desiertos y selvas, de visitar maravillas me ha dado las mayores alegrías de mi vida”, afirma.

Marcial hizo su primer viaje intercontinental en 1.988. Ahora prepara su próxima aventura a Madagascar, a donde tiene previsto partir el próximo 10 de enero durante 35 días. No le asustan los idiomas. Afirma que el lenguaje del cuerpo es el fundamental.





Si te gusta, o crees que la entrada será útil para tus amigos o contactos compártela. ¡Gracias!