Colaboradores: 'Los Miserables' por Elisa Rodríguez Court.

El quinqué


Los Miserables


Elisa Rodríguez Court 


Los miserables, el musical basado en la célebre obra de Víctor Hugo que ha sido llevado a la pantalla, me ha decepcionado. Salí del cine y me dije para mis adentros: como musical me parece excelente, pero como película es un poco -como dirían los más jóvenes- papelona.

Especialmente, en la tercera larga parte hasta el final, donde prevalecen la cursilería y el convencionalismo.

Recordé la vez que vi la peli, creo que de 1998, en el cine. Una magnífica realización e interpretación que me conmovió. Nada que ver con la sensación que me dejó este musical cinematográfico en el que la indecible belleza y las historias no parecen darse la mano.

Innegable su magnífico director, el excelente reparto e interpretación, el espectáculo musical fabuloso con un conjunto de actores y actrices cantantes, la brillante ambientación y el lucido vestuario, etcétera, etcétera. Sin embargo, creo que no es lo mismo asistir a un musical en el escenario, donde se tiene una visión de conjunto, que ver una adaptación cinematográfica del mismo en la que los protagonistas parecen estar más atentos a que todo salga correctamente.

Lo hacen, desde luego, muy, muy bien, pero cantan o recitan, sucesivamente, en un primer plano que parece abolir la totalidad del espectáculo.

Si bien la película contiene escenas admirables que hablan de sueños quebrados, de perdón y venganza, de pasión y amores no correspondidos, de hambruna, sacrificio, justicia y redención, las dos horas y media que dura me parecieron que transcurrían cansinas y con falta de ritmo.

Salí de la sala del cine pensando que había valido la pena ver este musical cinematográfico de una belleza impresionante y de canciones soberbias, tales como I dreamed a dream, One day more, On my own o Bring him home.

No obstante, también salí emocionalmente distante del contenido de la peli.

Me senté a escribir estas líneas preguntándome qué habría podido decir de la peli Víctor Hugo, cuya novela nos ha dejado a los lectores que nos sumergimos en ella hace tantos años una estela inolvidable.



Si te gusta, o crees que la entrada será útil para tus amigos o contactos compártela. ¡Gracias!