Teatro - 02/12 y 03/12: "Abre el Ojo" de nuevo en el Teatro Cuyás


Teatro - 02/12 y 03/12: "Abre el Ojo" de nuevo en el Teatro Cuyás

El viernes 02/12 y el sábado 03/12 a las 20:30 quienes lo deseen tienen una nueva oportunidad de disfrutar de la obra originaria de Rojas Zorrilla "Abre el Ojo", a cargo de  2RC Teatro Compañía de Repertorio.

Fuente: Gran Canaria Cultura / Cabildo de Gran Canaria

El equipo de 2RC Teatro Compañía de Repertorio afronta su segundo fin de semana sobre el escenario del Teatro Cuyás, tras el estreno hace unos días de ‘Abre el ojo, o el triunfo del descaro y la desvergüenza en la comedia española’, primer montaje netamente canario de la temporada 2011-2012 del teatro.

Antes, a las 19.00 horas de este jueves, mantendrá un encuentro con el público en el marco de la iniciativa ‘Los jueves del Cuyás’ con la que el centro gestionado por el Cabildo de Gran Canaria a través de la Fundación Canaria de las Artes Escénicas y de la Música, presidida por del consejero insular de Cultura y Patrimonio Histórico y Cultural, Larry Álvarez, pretende abrir al público nuevos espacios de participación y fomentar la comunicación directa entre creador y espectadores así como lograr que estos últimos profundicen en su conocimiento de las artes escénicas. 

Al margen de la última función escolar prevista para mañana, viernes, a las 10.30 horas (ya han tenido lugar otras cuatro para las que se cubrieron todas las plazas) restan otras dos representaciones (mañana y el sábado, a las 20.30 horas) de esta obra con la que su autor, el clásico español Rojas Zorilla (1607-1648), avisaba a hombres y mujeres de la importancia de estar siempre ojo avizor cuando del cuidado de la pareja se trata.

El montaje, cuyo libreto ha sido adaptado por Yolanda Pallín para que la acción transcurra en el Carnaval de 1910 de Las Palmas de Gran Canaria, está dirigido por Rafael Rodríguez, que regresa a la comedia de figurón tras su exitoso ‘¿De cuándo acá nos vino?’, realizado para la Compañía Nacional de Teatro Clásico (CNTC). 

CONTRACORRIENTE

Comedia, casi farsa, de la Edad de Oro del teatro español ‘Abre el ojo’  trasgrede y altera considerablemente las convenciones de la época (el honor caballeresco, la idealización de las relaciones amorosa, la fidelidad de los amantes…) alejándose del tópico en pro de un pragmatismo casi obsceno en el que los amantes duran poco y los comportamientos se rigen por el descaro y la desvergüenza. 

Así, Don Clemente, joven galán y conquistador, es requerido por la celosa viuda Doña Hipólita, hasta que Cartilla, un amigo fraternal, lo avisa de que Doña Clara, mujer discretamente "pública" por la que él siente una gran atracción, se ha mudado a una casa cercana a la de Doña Beatriz, antiguo amor, a su vez, de Clemente. Allí, éste descubre que, pese a sentirse también atraída por él, Clara tiene relaciones con otros dos personajes: Juan Martínez de Caniego (miserablemente tacaño) y Don Julián de Mata, que es el despiste personificado y pesado hasta rozar el ridículo. Empezará entonces un juego de celos y agravios, de entradas y salidas sabiamente administrado por Clara con la complicidad de su criada Marichispa y que terminará de manera sorprendente ya que ninguno acaba emparejado con quien a priori le corresponde.

Pero la obra no sólo rompe con las normas morales propias de su tiempo, sino que busca la hilaridad, continuo estado de diversión que sin duda será del agrado del público. En ese sentido, se trata de “una divertida apuesta del Teatro Cuyás, con un reparto formado por grandes actores y actrices canarios”, indicó Larry Álvarez, que recordó que entre los objetivos de este espacio escénico se encuentra el de generar actividad económica y, con ello, empleo.

ROJAS ZORRILLA

Considerado seguidor de Calderón, fue el gran innovador de la comedia de figurón. Se desconoce su número exacto de comedias y autos, pero en vida publicó doce comedias en 1640 y otras tantas en 1645. En 1633 había estrenado en El Pardo la tragedia Persiles y Segismunda. 

Escribió obras en colaboración con autores como Vélez de Guevara, Luis Belmonte o el propio Calderón, entre otros, pero sus  obras presentan singularidades temáticas poco frecuentes en su tiempo, como el papel activo de la mujer a la hora de reivindicar su propio honor  (Cada cual lo que le toca). 

Escribió comedias mitológicas (Progne y Filomena, Los encantos de Medea), de santos (La vida en el ataúd, Los trabajos de Tobías), históricas (Santa Isabel de Portugal) y de costumbres (Obligados y defendidos, Donde hay agravios no hay celos) y dramas de honor (Del rey abajo, ninguno). Sus comedias de figurón (Entre bobos anda el juego), caracterizadas por una trama compleja y por la profundidad psicológica de los protagonistas o figurones, alcanzaron una enorme difusión.

Si te gusta, o crees que la entrada será útil para tus amigos o contactos compártela. ¡Gracias!