EL QUINQUÉ: “Abrazar a la humanidad” por Elisa Rodríguez Court.


 EL QUINQUÉ

“Abrazar a la humanidad” por Elisa Rodríguez Court

Hay sucesos que, aunque tristísimos, remiten a la esperanza en el ser humano. Es el caso del niño de tres años encontrado en el interior de un coche abrazado por su padre muerto. Ocurrió en Baena, Córdoba, el pasado viernes. Los bomberos localizaron elcoche siniestrado en un pozo de cinco metros de profundidad situado junto a una carretera secundaria. El accidente se produjo el día anterior, el jueves. El padre murió tras el siniestro, aunque antes pudo arropar a su hijo, finalmente rescatado con solo una herida en la frente.

La mujer del fallecido había denunciado la desaparición de ambos, pero las labores de búsqueda no dieron resultado  ese día debido a que el lugar del siniestro no era visible desde la carretera. Al día siguiente fue un agricultor de la zona quien descubrió el coche hecho trizas, dio el aviso y el equipo de rescate localizó a los dos ocupantes. Por la postura del padre han concluido los bomberos que no murió inmediatamente tras el accidente, sino que tuvo tiempo de abrazar a su hijo.

Después de horas tan largas al fondo del precipicio, ahí seguían los dos: el niño quietecito recibiendo el amor cercano que ni siquiera la muerte aún le había arrebatado y el padre estrechando a su hijo como si estuviera sumergido en un largo sueño. Una imagen que podría ser la de la humanidad doliéndose, pues en ese amasijo de chatarra se esconde lo más noble de la condición humana.

Esta escena habría merecido desplazar al ruido y figurar como única noticia en cualquier periódico del día, si acaso solo acompañada de los célebres versos de Miguel Hernández que comienzan diciendo: Llegó con tres heridas: // la del amor, //la de la muerte, // la de la vida. No ha sido el caso, como tampoco parece merecer consideración por quienes, dándose baños patrióticos en televisión, empiezan sus discursos expresando sus condolencias por la muerte de un sargento. Un alto mando caído en Afganistán, lugar de enfrentamiento donde el disparo de balas desbanca al abrazo.

Si te gusta, o crees que la entrada será útil para tus amigos o contactos compártela. ¡Gracias!